sábado, 27 de julio de 2013

Viernes de vuelta...

Hola a tod@s!
A veces aunque tengas mucho que decir, las palabras no salen o la desgana te puede. Por ello me he saltado un Viernes y retomo esta costumbre quince días después. Han transcurrido dos semanas de muchas aristas, alguna trágica e incomprensible como el accidente de tren que ha teñido de negro el norte español; otras menos trágicas pero también incomprensibles como la insistencia de Ana Mato y su ministerio de no-salud en discriminar la soltería y la homosexualidad a favor de la pareja compuesta por un hombre y una mujer. Mientras tanto sigo a la espera de la pre-evaluación de mi proyecto, algo de lo que no me fio porque los tentáculos de “las oportunidades y las estrategias” son demasiados largos y poco dados a reconocer la ciencia. Entonces, para que el aguardo no sea tan largo, retomo costumbres, patino, no voy al gym porque la muñeca izquierda sigue manifestando su dolor, leo, me cabreo con medio mundo y me río con la otra mitad. Entre tanto, me fui a la ópera y finalmente pude ver “Il Postino” en su noche de estreno, no, no con Plácido Domingo y sí, sí contrasté que aquello no tiene ni pie ni cabeza, que es un aborto musical y teatral, que no merece un minuto más en escena. Tampoco tuve suerte con el cine, varias veces visité la sala oscura y en el olvido se ha hundido lo visto, lo cual quiere decir algo. Esforzándome recuerdo una de eco-terroristas que llaman “The east” con planteamiento interesante pero guión para echar a los perros. Otra me viene a la mente con firma de Tornatore, pero muy lejos de aquella joya que se titulaba “Nouvo cinema Paradiso”. Esta vez se apareció con “La mejor oferta” que resultó lo peor que podía ofrecer. Fue el momento que me refugié en la ciencia, retomé las riendas de proyectos en curso y me alegré de ver reconocido en “blanco y negro” que sólo el 5 % de los resultados que se obtienen en modelos de ratones han sido transferidos a humanos. Esta es una lucha sin cuartel y con muy poco apoyos en la que llevo inmerso muchos años. Cada día se publican mil artículos donde ponen fin a la diabetes, curan la fibrosis quística, eliminan el cáncer y resuelven el asma… en ratones. Sin embargo, los hospitales siguen llenos de enfermos. El desarrollo de técnicas de ingeniería genética en roedores ha sido muy importante para dilucidar muchos mecanismos moleculares implicados en enfermedades. Pero, como casi siempre nos pasa a los humanos, se han magnificado los modelos de ratones y el éxito en el laboratorio nos ha cegado frente a la evidencia en el paciente. Llevo más de una década gritando que lo más alejado del sistema inmune de una persona, es el mismo sistema de un ratón. Pero ni caso, Nature (la revista) prefiere un elegante artículo donde un grupo de élite cura el Parkinson en ratones transgénicos frente a otro que intenta acercarse a la realidad con modelos humanos, que no son espectaculares pero describen mucho mejor la situación. Nada es negro y blanco, pero el gris del roedor sigue siendo más atractivo aunque, al final, bastante menos útil. Y con esto en mente entro en este fin de semana sin planes, asombrado de ver como una escritora como Lucia Etxebarría, movida por la ingente cantidad de dinero que le pagaban, aceptó participar en un reallity show del cual salió disparada cual bala… ahora es apaleada por aquellos para los que un libro no deja de ser papel con cosas negras impresas.

Os quiero, 
Ed.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

tardón

Anónimo dijo...

Había leído en otro informe, que muchas investigaciones son un fraude. Lo de los ratones, bastante sangrante... La de recursos y de vidas de animales que se van por la cuneta. Una pena.
Interesante que un científico lo diga y no un animalista.
Yoss

Anónimo dijo...

Los aniamles de laboratorio han ayudado mucho al progreso de la ciencia y la medicina. Eso es innegable. Los animalistas son extremistas que se les debería restrigir el acceso a la medicina para que se dejen de tanta tontería. Lo que dice Ed es otra cosa. Los científicos se han casado con los modelos animales y las revistas científicas prefieren la perfección de un artículo con resultados contundentes aunque se alejen de la realidad. No nos confundamos.

Anónimo dijo...

Bonito post brother. La mato se merece un par de bofetadas.

Anónimo dijo...

wapoooooo

Anónimo dijo...

Me confundí, este comentario iba aquí:
¡Mucha razón! La expresión "modelos en ratón" debería ser traducida automáticamente como "modelos capaces de generar resultados categoría I3: irrelevantes, inútiles, cuando no irreproducibles". Claro, tampoco hay que olvidar a los que pretenden curar el Parkinson... en moscas. :-)
Un abrazo,
P

Anónimo dijo...

Espero que tengas suerte con la evaluación. Sobre lo que dices de ciencia, nuevamente estoy de acuerdo contigo. Algún día se debería promover un debate en serio sobre la idoneidad de los modelos para según qué cosas pero también sobre las modas en la ciencia que tampoco se suele reconocer que existen. Ah, me encantó la definición de algunos como "aquellos para los que un libro no deja de ser papel con cosas negras impresas" muy gráfico.

Anónimo dijo...

I actually missed your Friday last week. It is sometimes like the newspaper or magazine I have always wanted to read. I agree with everything you say. By the way I am sorry for Lucia Etxebarria. I understand that money won one of its battles in her life. We all have to be so careful my friend.

Anónimo dijo...

Quisiera entender los desastres inesperados, no estamos preparados para estos macabros sucesos. Lo que si tengo clarísimos que somos mas fragiles que el cristal mas finos que existan en el mercado. Cuantas vidas perdidas, cuantos proyectos rotos para siempre. No estamos preparados para asimilar tanto horror. Hay que seguir

Anónimo dijo...

Estamos ante una situacion incomprensible. Retrocedemos en todos los sentidos. El concepto de nueva familia, ya sean monoparentales o de la tendencia que cada persona decida. Es inexplicable que en el siglo xxi una señora sea discriminada por su preferencia o dtendeencia sexual. A donde vamos a parar