sábado, 13 de julio de 2013

Viernes simple...

Hola a tod@s!
¿No habéis notado que no me quejo del calor? Es simple, estoy recluido. Paso del iglú en el que tengo convertido mi casa al iglú que he construido en mi laboratorio. Los momentos de transición, inevitables porque no he logrado hacer un túnel entre la casa y el laboratorio, los tomo como una aventura, un safari, un entrenamiento en condiciones adversas, exploración de un planeta muy cercano al sol o cosas por estilo. Así sobrevivo a esta estación que tantos se empeñan en echar de menos, yo no los entiendo, no veo nada agradable en sufrir cuarenta grados a la sombra cuando no tienes una charca de agua en 200 kilómetros, ¡por dios! Una noche me desperté soñado que estaba ardiendo la habitación, y no estaba lejos de la realidad, el termómetro marcaba 32 grados, inmediatamente tomé medidas para bajar aquello y evitar males mayores. En fin, que como el mar está lejos y uno tiene que trabajar… el modo reclusión está activado, lo cual ayuda a la tarea primera que me ocupa estos días que tiene por nombre: proyecto. Y así, recordando además que pertenezco a una de las dos líneas de evolución que en este planeta ha creado estructuras sociales organizadas, tengo a todo el laboratorio funcionando como un reloj suizo en pos del objetivo supremo. Por cierto, tanto nosotros como la otra línea de evolución que ha creado estructuras sociales muy organizadas, los insectos sociales, hemos entendido el desarrollo como una guerra perpetua. ¿Por qué diablos ha sido así? En nuestra historia que no es muy diferente a las de las hormigas por muy cultos que pensemos ser, no ha habido un solo momento en que el “quítate tú que me pongo yo” no haya tenido protagonismo absoluto. Es gracioso ver los grandes intentos de “humanizar” nuestra existencia con tratados de paz que luego se vuelven plataformas para generar guerra. ¿Y por qué hablo de esto? Quizá sea más interesante contar como unos locos-científicos italianos le han dado la vuelta a la tortilla y han usado el virus del HIV como vector para insertar información genética correcta en las células de niños que sufrían leucemias severas. Ingenioso y simple, como casi todas las grandes ideas. Ya sabéis que este virus es capaz de infectar las células del sistema inmune de una manera muy eficaz, pues si en vez de contener la información genética del virus, se rellena con códigos que rectifican un defecto que produce leucemia… ¡eureka! la cosa funciona y ya hay varios niños que se han salvado. Otra noticia de este tipo ha venido de Japón, donde un chavalito-loco-científico fanático de seguir sus experimentos al dedillo observó algo que parecía un error y al final resultó la prueba de concepto que da la clave para desarrollar órganos in vitro. ¡Qué lindo! Seguro que tod@s estáis emocionados con lo que cuento. Pues ahora mismo, vais a la página de change.org y firmad la petición que se le hace al gobierno español para que evite que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas  cierre; con 75 millones se puede dar viabilidad a los centros de investigación que los conforman. Recordad que Bárcenas tiene 48 millones, que dos traspasos de futbolistas sobrepasa esa cifra, que el país da 500 millones de subvenciones a la tauromaquia… pero sobre todas las cosas que nos encanta ir al hospital para que nos quiten una dolencia, apretar un botón y comunicarnos con alguien al otro lado del planeta, llegar a la cocina y encender el microondas. Todo esto ha salido de los laboratorios. No seamos estúpidos, por una vez. No os pido 50 céntimos para un proyecto, eso es demasiado soy consciente, sólo os pido que vayáis al link que os dejo abajo y firmad la petición… es fácil.

Os quiero, 
Ed.

https://www.change.org/es/peticiones/firma-para-salvar-al-csic

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Simple pero hermoso... Ya firmé, ya compartí, porque pienso que sin ciencia este país se aproxima peligrosamente al tercer mundo, que es a donde nos quieren embarrancar los gobernantes..
FIRMEMOS, DIFUNDAMOS y apoyemos a todos los Ed que hacen que este mundo sea mejor.
Yoss

Anónimo dijo...

Buenas Ed !!!
De nuevo y como cada fin de semana tengo que darte la enhorabuena por tu "viernes".

Esta vez un viernes mucho mas vanal en su primera parte en la que nos cuentas tu animadversión hacía el periodo de verano....aunque espero que al menos esa reclusión sirva para adelantar mucho en el proyecto.

Sin embargo la segunda parte me ha dejado fascinado...hay que dar la enhorabuena a los que han conseguido esos dos grandes logros científicos.
Tanto uno como otro logros serían imposibles sin la investigación,la dedicación y las horas y horas de trabajo de tantas y tantas personas,así que no he terminado de leer tu viernes y ya estaba firmando y compartiendo en el enlace.

Espero que la propuesta de Change.org sirva de algo y se consiga que un país donde importa mas el fútbol o los toros y en el que dependemos de un gobierno que cada día nos da mas bochornosas y avergonzantes noticias se ponga manos a la obra y se potencie e invierta en lo que realmente hace falta.

Espero que dentro de poco celebremos que el CSIC haya conseguido esa cantidad de dinero para poder seguir con su trabajo.

Un abrazo Ed!!

p.d: creo que se te olvidó contar algo que quesó pendiente del "viernes" pasado. ;)

Anónimo dijo...

Firmado y difundido

Anónimo dijo...

la foto, mejor la versión de espalda. Difundido el change. Gracias.

Anónimo dijo...

Lindo bro!

Anónimo dijo...

Seguirte cada semana es ya una droga. Un abrazo desde la sombra de internet. Gracias por escribirnos el mundo.

Anónimo dijo...

¡Mucha razón! La expresión "modelos en ratón" debería ser traducida automáticamente como "modelos capaces de generar resultados categoría I3: irrelevantes, inútiles, cuando no irreproducibles". Claro, tampoco hay que olvidar a los que pretenden curar el Parkinson... en moscas. :-)
Un abrazo,
P