lunes, 31 de diciembre de 2012

...

Si no lo intentamos, seguro que no se logra.

Y esto no lo dijo Einstein, ni Martí, ni la madre de los tomates, lo digo yo y es mi filosofía de vida. 

Un abrazo a tod@s, 

Ed.



sábado, 29 de diciembre de 2012

Viernes último del año... desde Madrid, por supuesto

Hola a tod@s!
Ya va llegando el momento de saludar el 2013. Hemos superado la catástrofe predicha por los Mayas y diseminada por Hollywood, hemos comido como si regresáramos de una guerra, hemos hablado de más y otros de menos… en fin, ya pasaron las fiestas navideñas, sólo nos queda superar el cambio de 12 a 13 y la llegada de los reyes magos. Eso si, en España se va viviendo de otra manera, poco a poco se nota los estragos de las malas gestiones y la falta de liquidez. La otrora opulencia va cediendo paso a la tradición pura, esa que es entrañable y nada tiene que ver con el nacimiento de alguien, ni con vírgenes, ni estrellas guías. Simplemente, es el momento del año en que las familias intentan reunirse, revivir tiempos pasados. Veo con distancia y cierta nostalgia los besos de los mayores a sus hijos, ya adultos, que regresan a casa por sólo unos días. El esfuerzo de madres y padres, muy mayores, por alargar cada segundo. Eso si, es muy jodido tener que participar del evento como espectador y no como actor directo. Crecí en un mundo sin navidades y no lo echo en falta. 
Saltando a Madrid, el año termina con una sanidad privatizada que ha dejado ríos de protestas y miles de propuestas en pozos sin fondos. Cada día se evidencia la intención magna de quienes llevan los hilos, un pastel muy goloso en tiempos difíciles que irá a manos bien definidas. Estos días, al ver las mareas blancas de médic@s, enfermer@s, técnic@s… inundando las calles de la capital en contra de una decisión inamovible, recordaba el NO a la guerra que sacó de sus casas a gran parte de España y que Aznar no escuchó. Tiempo después los madrileños escucharon, muy bien, las bombas islamitas consecuencia de aquella sordera gubernamental. ¿Cuál será la música que nos deleitará como consecuencia de esta nueva tozudez? Es preocupante, a nivel nacional se toman medidas que nos obligan a saltar siglos hacia atrás. Hitler dijo algo así como: “bajad los sueldos a los trabajadores y limitadle su derecho a huelga”, la inquisición impuso el catolicismo vaticano en cada metro cuadrado…, la lista puede continuar. Todo esto devastó a Europa en el pasado, todo esto está siendo promovido por aquellos que llevan los hilos. En aras de resolver una crisis que nos ahoga, vamos entregando derechos adquiridos. Aunque es cierto que muchos de ellos han sido mal empleados y han servido de valla para ocultar ese comportamiento picaresco que caracteriza a este pueblo. 
Cambiemos de tercio, miremos hacia delante y hagamos que 2013 se llene de cosas buenas, soñemos que la ciencia vuelva a tener un espacio en la vida española. Pensemos que el gobierno admita que las economías basadas en el conocimiento son capaces de aguantar cualquier crisis. Volvamos a soñar y soñemos que el hombre por fin entienda que sin ciencia no somos cultos. Soñar no cuesta nada, entonces soñemos e intentemos hacer los sueños realidad. Y si al despertar, estás por Madrid y tienes ganas de ir al teatro, no lo dudes vete a La Abadía y disfruta de “El diccionario”. En esta obra se recrea la formidable vida de María Moliner, la misma que puso patas arriba a una Real Academia de la Lengua encorsetada, la intelectual que no permitió que el franquismo le robara la honestidad de su trabajo, la madre y esposa que zurcía calcetines mientras evitaba que los significados fueran cíclicos. Al teatro fui solo físicamente. Sin embargo, a mi lado siempre estuvo una persona que quiero y admiro a pesar de nuestras diferencias ideológicas. Marlen, ¿tengo que decir que estuviste conmigo durante toda la representación? 
Os espero en 2013 para deciros que os quiero, 
Ed.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Viernes... ¿Vienés?

Hola a tod@s!
Una de cal y otra de arena. Mi anterior Viernes lo mandé tan puntual que hasta yo me sorprendí, este lo retraso dos días para mantener el equilibrio latino. Ha sido una semana intensa, estuve por Viena con dos amigos y allí volví a vivir aquella extraña y casi olvidada sensación, que tantas veces experimenté en la isla de las metáforas cuando me encontraba con un extranjero. Y me refiero a ver la despreocupación reflejada en la cara de quienes me rodean, despreocupación por lo fundamental. El austriaco no tiene la palabra crisis en la memoria RAM, ellos no sufren el drama de un desahucio que no sólo te deja sin techo, sino que, además, te mantiene la deuda. Su mirada está puesta en el futuro porque no hay dudas sobre el presente. ¿Por qué ellos lo han hecho bien y nosotros no? La respuesta probablemente no sea tan compleja, lo complejo no es cierto la mayoría de las veces. Por estos lares nos gusta la rapidez sobre la superficie, nunca la reflexión en profundidad. En estas latitudes nos encanta el beneficio inmediato y cada uno de nosotros tiene parte de culpa, tod@s. Hoy España carga con un 25 % de desempleo, pero el empleado hace menos cada vez. Aquí criticamos todo y a tod@s, pero hacer lo que se dice hacer, es cuestión que dejamos para el vecino. El problema es que el vecino piensa lo mismo. Pero he de cambiar un poco de tercio, quizá sea interesante comentar que allí, y me refiero a Viena, volví a enamorarme de Schiele, aquel que murió con 28 años, tiempo suficiente para dejar un legado pictórico que sigue emocionando. Nunca antes había estado frente su “Abrazo”, tampoco había tenido sus ciudades a pocos centímetros de mi nariz. Pude comprobar que para él Klimt fue inspiración y no imitación. En la misma ciudad el museo Leopold me decepcionó con su muestra sobre el desnudo masculino, la misma que hizo saltar las alarmas de la parte conservadora austriaca, “nobody is perfect”, ya lo dijo Wilder en 1959. Pero la perfección llegó en forma de arquitectura, el paseo gélido a las orillas del río me mostró el ingenio de quienes supieron convertir la majestuosidad en funcionalidad. Sin embargo, por encima de cuadros, música, edificios y hielo, de allí me traigo un aprendizaje. La tolerancia y el respeto puede mover mucho más que cualquier otra cosa, y en ello no tuvo nada que ver Austria, sino mis amigos. Con ello me regresé a casa, aquí me esperaba un país que va caminando hacia la oscuridad de los tiempos, un ministro de educación que impone la religión, un gobierno que quiere reducir el gasto en investigación, una sanidad que se vuelve precaria y tiene como única salida la privatización. Y en mí cada día se va haciendo más fuerte la idea de migrar. ¿A dónde? ¿Qué lugar se salva? ¿Estados Unidos y sus armas repetidoras que le da poder de decidir sobre la vida de niños a un adolescente? ¿Alemania que mira con desprecio a todo lo que huele a “latinia”? ¿Asia con sus dictaduras encubiertas por los dólares? ¿Latinoamérica?  La Atlántida se hundió. Y por hoy os digo adiós, volveré la semana entrante si es que los mayas no estaban en lo cierto.
Os quiero,
Ed.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Viernes... puntual y sin foto.

Hola a tod@s!
Ya llega el viernes y escribo mi Viernes con puntualidad poco habitual en la gente de mis lares. Es así, cada pueblo tiene sus peculiaridades, pequeñas distinciones que los diferencian, convirtiéndolos en únicos… los míos no distinguen por la prontitud. Esto me hace pensar que no debo pedir disculpas por decir lo que dije de los catalanes, cosa que ofendió a más de uno. Si hacemos un pequeño resumen, el español y hablo de aquel que habita zonas no-catalanas, no-vascas…  es un pueblo en el que nadie puede sobresalir, si lo haces la que te espera, por otra parte la historia se hizo aquí ¿No sabías que Nefertiti era madrileña?, sálvame de decir lo contrario. Los catalanes, me reafirmo, se piensan pueblo de maestros, todo lo saben hacer, no hay procedimiento mejor que el implementado en sus laboratorios, no hay mejor argumento que el esgrimido por uno de sus compatriotas. Ahora hablemos de tierras lejanas, los americanos son entrañables, infantiles como un largo de Disney, se creen su historia sea cual sea y no existe mucho más allá. Si hablamos de franceses, estos vecinos de los Alpes, viven en la cúspide, lo saben todo (en esto se parecen a los Catalanes), ya razonaron tu problema antes de que existiera (los argentinos llevaron esta peculiaridad al máximo) y crecieron antes de nacer. Por no hablar de los alemanes, ellos hagan lo que hagan piensan que ha sido fruto de una larga cadena de razonamientos lógicos y creen, firmemente, que la matemática se escribió en sus genes. Ahora toca turno a los cubanos, uhmmm pueblo que se piensa más listo que el resto del universo, incluidos los extraterrestres. Con ellos todo está resuelto, a la primera entendieron el problema y tienen la solución. Y no hablemos de cuestiones sexuales, en este terreno están seguro de dominar la cresta de la ola. En fin, hay para todos. He tenido que soportar años de títulos estables entre los que se encuentra chapero, salsero, dormilón, poco serio… como para ahora tener que medir las palabras que uso para atribuir una característica a un pueblo, cosa que tod@s hacemos sin el menor de los decoro. Y zanjado el tema, que no estoy en contra, ni a favor, que no quiero leerme ningún blog pro, ni anti independentista, que pienso que todo es una maraña política en la que ha caído mucha gente alimentándose odios mutuos inexistentes. En fin, que mi madre cumplió un montón de años ayer y no ha habido manera de saber su edad. La señora siempre ha mentido sobre este dato, incluso se las arregló para que en su identificación apareciera una fecha que la hace menor que su hermano pequeño… es así de graciosa y tampoco ayer quiso decírmelo, se quedó en un: “las que aparento”. Otro por América cumpleaños en breve, si Karel que lo tengo presente, de este si sé la edad pero no la voy a divulgar, total en Facebook está todo. Siguiendo por América, la NASA ha desmentido los rumores de que se había encontrado vida en Marte. Por ahora el planeta sigue siendo árido para la vida, tal y como la conocemos. Volviendo a España y cambiando de tema (muchos ya hablan de la crisis y me da urticaria referirme a Wert), en el Real se estrenó una producción de Macbeth que ha provocado algún que otro hipido. A mí me gustó y eso que casi me da un ataque de alergia la noche del estreno. Había más laca que cabezas y corbatas que cuellos. Y ya me despido, de hecho me voy da vacaciones unos días, no sin antes recordar que se nos ha ido el mago de la curva Niemeyer. 
Os quiero, Ed.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Viernes de amigos y disculpas...

Hola a tod@s! 
Ya en pleno invierno, con bufandas y gorros paseando por las calles, Madrid sigue siendo esa ciudad preciosa tan criticable y yo ando por ella. Dos semanas han pasado sin Viernes y la excusa se diluye pero las razones existen: trabajo, desgana, cansancio y un largo etcétera que no merece enumerarse. Lo cierto es que el país ha vivido una huelga que debió paralizar el aire y con él la respiración del gobierno, pero no fue así. La policía sigue pegando con el beneplácito de los poderes y esto debería dejarse para las dictaduras donde un agente del “orden” infunde miedo y no seguridad. Por la capital se escuchan gritos agónicos de la sanidad pública pero el consejero insiste en no llamar recorte al hachazo, recordando la cabezonería de ZP cuando la crisis no existía en su consejo de ministros. En Europa, allí donde todavía se derrocha dinero en boberías varias, se escogió a un homófobo para ocupar un alto cargo y en algún país cercano se ha propuesto hacer una lista de judíos “just in case”. Todo eso sazonado con masacres mutuas por Gaza, lugar donde la razón se ha borrado del diccionario. Por no hablar de Cataluña post elecciones y sus "lecciones" de saber hacer que dan risa. De esta manera transcurre la vida en el planeta que ya no sabemos si es azul. Por mi parte, he incumplido todo tipo de compromisos, para no ser menos que Rajoy, y el que más me duele es no haber visitado a mis amigos A&A en Valencia… viaje que tengo que posponer para principios del 2013, si es que los mayas no estaban en lo cierto. Pero otras cosas buenas han llenado la vida: Un amigo vino desde NY y nos reímos entre análisis y jarana, otro me promete completar mi colección de Principitos con uno escrito en extremeño. Alex firma de puño y letra su compromiso de financiarme un lab si se vuelve millonario, Lilo pasea su coraje y entereza con la naturalidad de la que siempre ha hecho gala, Rober (H) llega a los cuarenta para acompañarnos a Dani y un servidor cosa que celebraremos en una gélida Viena, Toni huye a Harvard y no celebra sus cincuenta-y-tantos que tan bien lleva, César me “desvirtualiza”, con Diego no hay manera de quedar, los patinadores se desinflan pero nueva sangre ha entrado, mi sobrina nieta crece, una nueva tesis sale del lab y yo me empeño en reír, tanto que no me enfadé, ni me entristeció, ni nada por el estilo cuando una taquillera me dijo: “¡Sólo una!” Siendo esto la respuesta a mi: “Me da una entrada para Argo”. Dicho sea de paso, película imprescindible en estos días que, particularmente, me recordó momentos pasados en un aeropuerto de la isla metafórica que no quiero revivir. Y por hoy acabo, riendo también cuando leo en el NY times artículos donde describen a Madrid como una ciudad sitiada, con colas para buscar comida y personas que no conocen un Smartphone… Nelson, ¿es así?
Os quiero, 
Ed.
PD: La foto es post-lectura de tesis. 

sábado, 10 de noviembre de 2012

Viernes

Hola a todos!
Hoy toca jazz cubano de fondo y por la ventana Madrid se ve gris y cubierto de nubes, para variar no está mal. Llevamos unos días de lluvias, lluvias y más lluvias que está bien por aquello de que el agua no falte, pero como dijo una gran diva: “en Madrid tiene que verse la luz día y noche, si no me voy para Londres”. Esta semana ha tenido de todo, en España el Tribunal Constitucional ha rechazado la propuesta del PP de revocar una ley que iguala homosexuales y heteros. Finalmente la justicia que siempre se toma su tiempo, ha dicho que aquello no tiene sentido, pero el sin-sentido sigue instalado en las mentes de muchos de los que des-conducen este país. Sin ir muy lejos el ministro del interior, tan puro él, ha dicho que eso de equiparar personas y maricones es cosa de los últimos. Vamos estas no fueron sus palabras públicas pero por ahí anda la cosa. ¿Sorprendidos? Qué podemos esperar de esa panda, si la propia alcaldesa-no-elegida de Madrid ha dicho que le pedirá a la virgen para que ayude a los desahuciados. ¡Qué fuerte! Con estos personajes no necesitamos teatro bufo en la ciudad. De cualquier forma no creáis que la Madre Patria es la única en protagonizar tonterías varias, hace poco el Director de la CIA, luego de no sé cuantos años de servicio, lo cual se traduce en un montón de tiempo cotilleando la vida de medio planeta, con énfasis en el medio oriente, ha presentado su renuncia porque tiene amante y considera que ha sido una falta irreparable. Sólo puedo entenderlo si la amante es una terrorista de algún “país-tan” y me imagino la cara de Obama, con la que tiene encima, al recibir la cartica (quizá sea un email) de renuncia. Porque al pobre negro lo han dejado en la Casa Blanca por cuatro años más para que arregle el mundo, todo parece indicar que el efecto Mesías perdura. Recuerdo que hace cuatro años me levanté a las 3 de las mañana, nervioso, con la esperanza de ver imágenes de Chicago en la tele, minutos después inundé de sms a los amigos de allá con felicitaciones desde aquí. Esta vez, con menos euforia, vuelvo alegrarme por la elección que han hecho los americanos. Toda gestión puede ser mejorable pero desde que Obama está en Washington  aquel país respira de otra manera. Veremos qué pasa y si podemos contarlo con una sonrisa. Mientras tanto os animo a disfrutar de lo que hay, apartando el desánimo y la mala leche de nuestras vidas. Y si por una sala oscura vais, hablando de cine, una buena elección podría ser “Skyfall”. Nunca pensé que un Bond, doble cero con un siete, me gustaría tanto. La película tiene una factura impecable, conjuga música e imagen al mejor estilo Almodóvar y Bardem está sublime. Otra opción nada desechable es “El ladrón de palabras” donde volvemos a tener a Jeremy Irons con algo más que dos frases en un trama interesante. El talento sale de adentro, poco tiene que ver con el entrenamiento y mucho menos con la capacidad de reconocerlo. ¡Pobres aquellos que no lo entienden! Esa la tesis de esta película con algún bache y muchas crestas. Por último, también he visto “Lo imposible”… sí, me he dejado llevar por el tsunami y mi conclusión es que hemos aprendido hacer cine americano, sólo espero que no olvidemos hacer cine europeo. Pero no tienen que dar crédito a lo que escribo, me pongo viejo y los criterios desmejoran con la edad. Para muestra os digo que muchos amigos han tildado de excelente y soberbia una versión de “La Gaviota” de Chejov que, por estos días, hace caja en las Naves del Matadero. A mí me pareció horrible, con actores fuera de lugar que destrozan el texto de un ruso que venero.
Os quiero, 
Ed.

sábado, 3 de noviembre de 2012

otro Viernes...

Hola a todos!
Luego de una semana de invierno, con cielos despejados, amanece Madrid húmedo y ver los techos mojados de los edificios, aún durmientes, motiva a pensar. Entonces ahogo las voces de una tertulia matutina y pongo, muy bajito, a Mahler. Los vecinos no se enteran, alguno estará negociando su primer sueño que versará sobre pistas de bailes abarrotadas, música atronadora y cuerpos deseables. Ese habrá llegado hace muy poco de una discoteca. Con suerte ligó al final de la noche que es principio del día, pero el alcohol, la droga y el cansancio le impidieron disfrutar del sexo. No obstante, tuvo estrella mi vecino, ahora duerme en su cama y despertará en cinco o seis horas, desayunará, revisará los mensajes y perfiles… está vivo. Esta semana en Madrid tres chicas no corrieron la misma suerte, fueron a celebrar Halloween y terminaron asfixiadas, aplastadas por una masa incontrolada, la muerte ganó. Es entonces que las “autoridades” se llevan las manos a la cabeza, hablan de penalizaciones, izan banderas hasta la mitad del asta y buscan al culpable de este desaguisado… somos todos. Unos por sacar dinero de la noche, otros por exprimirla hasta convertirla en día, todos somos responsables del concepto único de diversión que impera en estos tiempos. Mil veces he escuchado la razón mayúscula que justifica todo: “si no lo hacen ahora, ¿cuándo lo van hacer?” Simplemente hay cosas y experiencias innecesarias. Pero es el momento de sacar provecho político, ya hemos visto a la alcaldesa, esa que nadie eligió, salir al paso y prometer mano dura a toro pasado. La fascista de biblia en mano quiere protagonismo en un minuto sensible, vende su imagen preocupada por las nuevas generaciones, pero no se pronuncia en contra de privatizaciones de hospitales públicos y otros despropósitos. Mientras tanto, su amigo conectado con el vaticano (ya sabéis que las mayúsculas son para quien lo merecen)  rouco varela, arzobispo de Madrid, reza para que su dios ayude a los desahuciados. Y yo me sigo preguntando cómo es posible que medio mundo siga empeñado en creer las historietas infantiles de un libro escrito hace más de dos mil años. Entonces dejo de mirar nuestro ombligo y me cuestiono sobre algo que antes era impensable, ¿un huracán en pleno Manhatthan? Mi niñez estuvo lleno de bajas presiones, los ciclones eran como tíos que nos venían a visitar cada año, unas veces más feroces, otras menos bronqueras. Pero jamás subían más allá de la Florida, también un poco cubana. Hoy las altas presiones de “El niño” no evitan que las aguas inunden Brooklyn. ¿Qué pasa con el planeta? Eso si, allí también se saca partido a la naturaleza. Obama ha hecho patria y junto a otras cifras pone su empeño en la resolución del caos, saldrá re-elegido… y yo doy gracias a no sé quién. Pero no todo huele a podrido, seguro que no, la última adquisición de mi laboratorio, un becario que viene de Soria, me demuestra que aún existen amantes de las preguntas sin respuestas, desde La Habana me cuentan que Alicia Alonso, ciega, coja, con mil kilos y 93 años, salió a escena a bailar un último vals y desde mi ventana veo a una chica que, junto a la suya, lee un libro de Inmunología esta mañana lluviosa en Madrid. 
Os quiero, 
Ed.

sábado, 27 de octubre de 2012

Viernes patinando...

Hola a tod@s!
Hoy escribo mi Viernes a 299 km por hora y camino, no de Camagüey pero sí de Barcelona. Ya se acaba una semana que como todas ha sido crítica, empalagosa, crucial, trivial y más. Los políticos siguen siendo ellos mismos, los artistas menos creativos, los críticos más acusadores y yo no pude patinar. Resulta que me encanta patinar, eso de ir sobre ruedas, con muchas papeletas para caerme en cualquier momento, me resulta atractivo, cosas extrañas que tiene uno. Pero patinar en solitario aburre o quizá sea más divertido hacerlo en compañía. Ponerme los cascos (auriculares para los que no viven en la Madre Patria) y hacerme el autista sobre ruedas no me complace mucho. Pues bien, un amigo tuvo la gran idea de crear un grupo para quedar los jueves por la noche en el Retiro madrileño y estar unas horas patinando. Somos variopintos, usamos Facebook para convocarnos y allí vamos. Lo cierto es que nos divertimos, a veces alguno se cae, otras alguno se pierde y al final buscamos alguien para que nos haga una foto de familia. Pero esta semana en Madrid han caído perros, gatos y hasta agua del cielo y, por más que lo intentamos, no hemos podido quedar para patinar. Vaya tragedia… A estas alturas del Viernes más de un@ se preguntará ¿y qué? Pues eso, no pude patinar y es mi tragedia. A que fastidia, enerva y hasta jode que venga alguien y te suelte treinta veces su trágica opinión, situación y varias cosas más terminadas en “ión”. Eso mismo sufro yo a diario con mis amig@s/conocid@s preocupados por los perritos que no encuentran casas adoptivas, otros que re-niegan de la carne y quieren hacernos ver que el veganismo es el camino correcto, más allá los que hacen de las manifestaciones su agenda diaria, por el costado aquellos que súper critican lo mega criticable y la lista mejor la corto porque me aburriría yo mismo. Así que hoy me toca a mí y os transmito mi preocupación porque no pude patinar. Pero, afortunadamente, soy de aquellos que no me caso con una sola idea y, a pesar de que no pude ir a patinar, estuve pendiente de la noticas y hasta me enteré que el dueño de Zara ha donado 20 millones de euros a Caritas. La noticia ha sido un bombazo con a favores y en contras, está genial eso de que nuestros ricos comiencen a compartir su dinerito, yo sólo los animo a buscar más eficiencia en el destino. Un amigo subió, a Facebook claro está, un video con las “caritas” de tristeza que se borrarán con esta donación… a lo mejor un proyecto como el Bill Gates daría más futuro y el número de “caritas” se multiplicaría, vamos que la máxima “no regales un pescado, enseña a pescar” no es famosa por gusto. También, y debido a que no pude ir patinar, me he puesto a estudiar más y hasta encontré un error en una serie de experimentos que, lejos de desmotivarme, me ha despejado algún que otro callejón en el laboratorio. Pensándolo bien creo que he encontrado la razón por la cual en el Reino Unido hay tantos premios Nobels, allí llueve mucho y la gente no puede patinar, de esa manera estudian más y encuentran errores en sus experimentos. Más avanzada la semana, viendo que lo de patinar sería imposible, me fui al Teatro Canal y casi me da un infarto al comprobar que, este sitio que ha visto grandes compañías, ha contratado para todo un fin de semana a los alumnos de la Academia de Ballet de la Escuela de la Scala de Milán. Increíble, están vendiendo funciones de fin de curso a precio de ballet profesional, parece que eso de la crisis va en serio. La cara se me cayó de vergüenza porque invité a un amigo reciente, otro que patina pero esta semana tampoco lo ha podido hacer… ¿os había contado que no pudimos patinar? Fuimos pensando que veríamos al Ballet de la Scalla y allí, con toda su caradura, estaban los italianos aprendices preocupados por terminar movimientos cual autómatas sin alma ni arte. De verdad… vaya semanita, y lo peor no lo he contado aún: Debido a la cantidad de lluvia que hemos tenido en Madrid, no pude patinar. 
Os quiero, Ed.

sábado, 20 de octubre de 2012

Viernes de collage...

Hola a tod@s!
Llegó el otoñooooo!!! Si después de no se cuantos amagos, de ir y venir, de ahora estoy pero mañana no… al fin ya tenemos un otoño como la naturaleza manda, con su lluvia fastidiosa, sus temperaturas que despistan, los mocos de los despistados y las hojas de los árboles haciendo apoptosis tiradas por el suelo. En fin, menos mal que algo funciona porque lo demás está patas arriba.  Desde Europa todas las mañanas nos rescatan y todas las tardes nos ponen en la “waiting list”. La Merkel cada día alaba las grandes medidas de austeridad de la periférica España y por la noche firma algún papelito para retrasar lo retrasado. Esto parece un juego de locos, de fronterizos, así que no me extraña que por allí, cerca de la Alemania organizada, los austríacos hayan puesto el grito en el cielo por una muestra de desnudo masculino organizada en el Museo Leopold. La cuestión es que en dicha exposición se ven culos y pollas que quitan (o dan) hipo y los ilustres ciudadanos del centro europeo, tan cultos ellos, dicen que sus hijos no deben ver estas imágenes. Me he quedado a cuadros. Pero parece que la cosa es una fiebre o algo así, resulta que Grecia, si la misma que permitió, fomentó, incitó y un montón de cosas terminadas en “o” la homosexualidad desde los tiempos ancestrales, ahora prohíbe los besos gays en la televisión. ¿Habrá que irse a otro planeta? La idea no es mala, lo único que por ahora la cuestión de hacer habitable un astro no va muy bien encaminada. De hecho esta semana han descubierto un planeta fuera del sistema solar con dimensiones parecidas a nuestra azul Tierra. El problema es que está muy cerca de su estrella y el achicharramiento de todo aquello que lleve carbono encima está asegurado… habrá que seguir esperando. Pero mientras tanto, está bien que se vayan haciendo pruebitas de trajes que nos permitan tirarnos desde de unos cuantos kilómetros y superar la velocidad del sonido. Uno nunca sabe cuando lo tendremos que usar en caso de huida desesperada. Así que muchas gracias a Félix por hacer de cobaya. Por cierto, estuve pegado a la pantalla de mi iMac durante todo el tiempo que duró la proeza, no recé porque soy ateo, pero cruce todo lo que pude. Debo decir que luego me bajé al chino que tengo en los bajos, me compré un mango y me hice un batido para celebrarlo. La chinita, tan simpática, se contagió con mi alegría y me vendió otro mango por la mitad de dinero. Yo casi le doy un beso y es que estos señores son inflexibles con sus precios, no me extraña, con la mafia que tenían detrás la mayoría, como para ponerse a variar lo establecido por el emperador. Viendo las imágenes de todo lo que estaban acumulando y evadiendo de impuestos se me pone la carne de gallina, no tanto por lo visto, sino por lo que no vemos. No quiero ni imaginarme lo acumulado por los “reales” y los “banqueros”. Aunque estos últimos, con más elegancia y sin muertos por medio, que sepamos. Por eso lo mejor es irse a una sala oscura y evadirse un rato… y estoy hablando del cine para los mal pensados. He visto unas cuantas cosas, desde unos strippers por Florida que aburren a pesar de sus cuerpos (Magic Mike), hasta Brad Pitt haciendo de malo, malo, malísimo en una intra-américa profunda y con un discurso electoral como “soundtrack” (Mátalos suavemente). Me encantó su frase final: “américa no es un pueblo, es un negocio” (en inglés suena mejor, “sorry”). También estuve viendo “7 días en La Habana” de la que se destaca mucho la fotografía increíble que tiene como musa aquella ciudad, recomendable para los nacidos en la isla metafórica, de donde, según su chistoso gobierno “revolucionario” se podrá salir sin permiso de salida siempre que se salvaguarde la integridad de la “revolución” ¿a quién quieren engañar? Y para el final dejo la última versión de Blancanieves, pobre niña huérfana que no para de ser blanco de tiro. Ahora se llama Carmencita, nació en Sevilla y tiene genes de torero. Realmente la película, en blanco y negro y silente, es una obra de arte, hay planos para todos los gustos y todos perfectos. Los actores están en primera línea y el argumento, de cuento gótico, engarza perfectamente con todos y cada uno de los tópicos del sur español. Ahora bien, a mi aburrió. Por otra parte, y quizá dado de que ya soy tio abuelo, he estado pensando que si alguien me pide que le cuente Blancanieves, La bella durmiente o cualquiera de otra historia infantil, no podría hacerlo. Ahora mismo, no sé si los enanos salvan a la madrastra, si esta es amante del príncipe, si Blancanieves era gladiadora o dependienta de un blockbuster, si la Bella Durmiente se comió la manzana ¿Esa no era Eva? En fin, tendré que ir a la fuente original y quién sabe dónde diablos está.
Os quiero, 
Ed.

domingo, 14 de octubre de 2012

Viernes de Nobels y otras historias...

Hola a tod@s!
Ha pasado la semana en que se anuncian los Nobels pero, desgraciadamente, este planeta sigue haciendo honor a la pandereta y otras muchas cosas habrá que destacar. El lunes luego que medio Madrid llegara tarde a sus trabajos porque el metro, ese que antes volaba, ahora es lento y la frecuencia ha disminuido significativamente, los suecos anunciaban el primero de los premios, el que dedican a Medicina y Fisiología y en realidad es para los biólogos. Este año el casi millón de euros ha ido a parar a quienes demostraron que las células adultas se pueden re-programar. En el Reino Unido John Gurdon hace 40 años cuestionó aquel dogma que decía que la célula adulta debería cumplir sólo una función, el británico re-emplazó el núcleo inmaduro de un óvulo de rana con otro extraído de una célula adulta del intestino. El núcleo adulto generó un renacuajo normal, demostrando el camino hacia la clonación, pero también la reprogramación celular, años más tarde otro de por allí “creó” a la famosa oveja Dolly. Pero Iam Wilmut no ha entrado en el tándem laureado, todo parece indicar que a los suecos, tan religiosos ellos, no les pareció importante que esta técnica se desarrollara hasta los mamíferos. En cambio, Gurdon comparte su Nobel con un japonés, Shinya Yamanaka quien logró reprogramar células maduras como si fueran células madre para dar origen a otras, todo un hito en la biomedicina. Un día después, es decir el martes, mientras unos esperaban el salto desde la estratosfera que no se produjo, llegaba el Nobel de Física que esta vez se congració, nuevamente, con los cuánticos. Es conocido que cuando bajamos a niveles microscópicos aquello de medir y manipular sin destruir es un problema. Pues estos “chicos”, el francés Serge Haroche y el americano David Wineland, han desarrollado métodos en óptica cuántica que abren muchas puertas en ese sentido. Se dice que serán los culpables de ordenadores ultrarrápidos y relojes más precisos. Al parecer no hay mucha polémica con este premio, por ahora. Más tarde, ya miércoles, llegó el turno a los químicos que, una vez más, han tenido que ver como este premio se va la Biología. El caso es que la Academia Nobel decidió otorgar el galardón a los que descubrieron unos de los mecanismos de “internalización” de una señal exterior, me refiero a los receptores acoplados a la famosa proteína G. Esta forma de “actuar” que tienen varios tipos celulares explica desde la descarga de adrenalina hasta la forma de acción de muchas drogas. Los ganadores fueron Robert Lefkowitz y Brian Kobilka, ambos americanos. Y entonces llegó el jueves y con él el premio del que se hacen quinielas, el que nunca se comparte “and son on”… el Nobel de Literatura. Esta vez un chino conocido se llevó el gato al agua. Mo Yan es un escritor que en los ochenta se dejó influenciar por el boom latinoamericano y “adaptó” esa forma “real y mágica” a su realidad oriental. Muchos lo tildan de genio, otros de copión. Lo cierto es que ha sido muy leído y hasta llevado al cine, no entra en contradicción con el régimen e intenta seguir tranquilo en su pueblo natal… un cóctel explosivo para la prensa y los estrictos. Pero tuvo suerte el escritor de ojos rasgados, el amanecer del viernes le dio un espaldarazo al anunciarse, desde Oslo, el premio de la Paz… redoble de tambores: La Unión Europea. Ya nadie habló más Mo Yan. Uno por argentina dijo que la UE es una unión ilegítima, sanguinaria y tenebrosa, en España salieron a relucir los Balcanes, Siria y la conquista del Dorado, Facebook ardía en comentarios que tildan a Europa de cuna del horror, la masacre y causante directa de las explosiones solares, en Cataluña no dijeron nada porque, si se van, quieren estar en buena con el resto de la Unión por si las cosas se ponen feas. En fin, yo creo que si se lo merece (acabo de activar el escudo antimisiles). Europa hace poco más de medio siglo estaba sumida en guerras, llena de fronteras y un largo etcétera. Gracias a ese proyecto que se llama UE hoy no hay fronteras, tenemos una moneda única y se han creado infraestructuras que han vigilado por la paz en el continente… fisuras ha tenido, errores se han cometido, pero tal y como dije alguna otra vez, me gustaría ver a quienes tanto critican tomando decisiones de altos vuelos, otro gallo cantaría. Y así las cosas, veremos quien se lleva el premio de Economía que se anuncia el lunes, difícil en estos tiempos. Mientras tanto, es agradable ver como la Fundación Templeton sigue financiando proyectos que rozan la ciencia ficción, esos que pueden provocar un verdadero salto. No tan placentero es ver como Chávez se afianza en el poder y Venezuela tendrá el mismo presidente durante, al menos, veinte años. Con ello, la duda de la democracia sobrevuela muchas cabezas, pero habrá que respetar la decisión de un pueblo que quiere un dictador en su tribuna. En otra cuerda estuvo el anuncio de la subasta de una carta de Einstein donde, sin tapujos, el melenudo llamaba a la biblia (las minúsculas son apropósito) “una colección de historietas infantiles”, mientras que a dios lo explicaba como una debilidad humana. No puedo estar más de acuerdo. Por España sigue el rifirrafe con la independencia de Cataluña, en este sentido y mirándolo con distancia , creo que si una “pareja” no nos quiere mejor es que se vaya, con todas sus consecuencias. Probablemente una solución sería convocar un referéndum nacional donde se pondere la población catalana y se asuma la respuesta ciudadana. La situación actual sólo está provocando crispación en ambos bandos. Por una parte, los “españolistas” tratando de españolizar catalanes y por otra los “catalanistas” diciendo estupideces varias. En fin, si alguien nos viera desde afuera seguro que diría: están locos.
Os quiero, Ed.

sábado, 6 de octubre de 2012

Viernes de vuelta...

Hola a tod@s!
Llevo más de un mes sinViernes, el aterrizaje en la Madre Patria ha sido revuelto y sin sal. Mucho trabajo ingrato me esperaba, más de una decisión tambaleante he tenido que tomar y la lista se hace aburrida en su tridimensionalidad. Llegar a Madrid ha sido volver a la realidad de la casa que necesita orden, limpieza y mantenimiento. De nuevo he tenido que abrir los oídos a la frase repetida y al desgano verbal. Pero todo no ha sido un desastre, la luz y ese cielo despejado han contribuido a mantener arriba un ánimo que tendía al desplome. No es noticia que la crisis económica sigue siendo el centro de toda conversación, todo el mundo sabe qué se debe hacer y nadie lo hace. La conclusión podría ser que nadie realmente sabe lo que sucede y algunos se están aprovechando de ello. Mientras tanto,  todos los días nos rescatan o no, la Merkel declara que España ha hecho los deberes o no, los ministros dicen que no hay dinero o sí y Rajoy sale en el Times fumándose un puro con aire despreocupado por las calles de New York. Siguiendo en España, por el patio trasero emergen los nacionalistas que piden independencia a la vez que dinero para depender, una parte del pueblo protesta gritando, otra tira alguna piedra, la policía se excede en su celo y los políticos no tasan la gravedad de los hechos. Y para colmo de males, el mundo musulmán monta en cólera por un video casero elevando su justicia por encima de todo. Pero eso es lo que sale en las noticias o quizá debería decir lo que se puede leer en Facebook, sitio donde la objetividad es tan sutil como en la de los grandes medios de comunicación. Otras cosas menos sonadas han ocurrido, por el norte, en la bella San Sebastián se ha organizado uno de los mejores festivales de cine de su historia y con ello se demuestra que el ingenio mueve más que el dinero. Desde allí dos películas hablan de la creatividad ibérica a pesar de la crisis y otras desgracias… dicen que Blancanieves, la española, la de enanos toreros y madrastra con mantilla, es digna de entrar en el altar de los grandes y, junto ella, una francesa que lleva por nombre “Dans la maison” se alza con los premios gordos y cabe decir que es versión de una obra teatral cien por cien española. Más hacia el centro, en el mismo Madrid, el Brujo de siempre estrenó espectáculo tradicional con ruptura. Tradicional porque sigue siendo él y más de él, con ruptura porque ha roto el molde y saca la risa del análisis literario que podrá ser comprendido por quien sólo ha visto los telediarios, y gozado por aquel que leyó a Shakespeare. En la cuerda del cine se amontonan los títulos recomendables y se puede mencionar la francesa “Le prenom”, o la multi algo que habla de siete historias en La Habana. Otra recomendación nos llega de la misma ciudad cubana con veinte años en la espalda, por Chueca una sala de teatro pequeña pone “Fresa y Chocolate” con el mismo sabor que nos dejó “La Catedral del Helado” a los que vivíamos en La Habana de los noventa. Eso sí que a nadie se le ocurra gastar medio euro en ver la última de Woody Allen quien desde Roma nos envía un bodrio indigerible y sumamente aburrido. Y así las cosas, yo he tenido que volver a Londres, donde una amiga celebró sus sesenta irradiando la belleza que le sobra, donde me re-encontré con la querida Ana que ha entrado en mi vida para quedarse y donde comí frente a un Thames rociado con agua insistente con otra grande, “mi negrona de Londres” la misma que conoció a todo el mundo Ginsberg incluido, aquel que aullaba y apestaba. También hice un viaje relámpago a Logroño para disfrutar de comida, buen vino y mejor compañía. Y mientras espero ser tío abuelo, celebro un proyecto en pleno centro de Madrid que burlando toda crisis se ha abierto una librería donde comprar un libro vale lo que te cueste llegar al sitio… yo voy andando, por lo tanto es gratis (Covarubias 7).
Os quiero,
Ed.

domingo, 26 de agosto de 2012

Viernes con lluvias...

Hola a tod@s!
Termina la semana lloviendo en Londres, las Voyagers abandonando el Sistema Solar y con la noticia de la muerte del primer hombre que pisó la Luna, lugar a donde no hemos regresado y, al menos yo, soñé con visitar.
Por aquí y sigo hablando de Londres, hemos tenido en portada a un Harry, no Potter, pero sí “Botter” que con el ano real al aire ha sido comidilla de toda prensa amarilla. Si, el hijo menor de Lady Di fue fotografiado por alguien mientras jugaba desnudo al billar con unas amigas en Las Vegas. El escándalo está servido y a mí me hace gracia que esto, y no el hecho de que la reina no haya ni siquiera saludado a la delegación británica durante la inauguración de las Olimpiadas, sea motivo de tertulias y comentarios varios. El mundo en general está tendiendo a una especie de locura y descompensación de valores. Otro ejemplo lo hemos tenido muy claro en la Madre Patria, allí una señora de 80 años se ha convertido en “trend topic” por armar la de dios es cristo, nunca mejor dicho, cuando intentaba restaurar un mural en una ermita local. La cosa ha sido graciosa y se han sucedido una gran cantidad de parodias no menos graciosas… pero ¿Dónde está la importancia de semejante hecho? Otra es que el dichoso no-fresco restaurado tiene cierto parecido a las cosas que “creaban” algunos “artistas” de una escuela alemana… en fin, que el arte es eso que anda por el aire pero todo el aire no es arte. Hoy mismo, siguiendo con la idea, quise darle una “oportunidad” a Hirst y planifiqué gastarme algo de dinero para ver la exposición que tiene en la Tate Modern. Pensé que quizá podría cambiar de opinión sobre ese que se ha hecho millonario metiendo criaturas en formol y llenando estanterías de píldoras. No obstante, otra vez será la “oportunidad”. No llegué a tiempo, entré al BFI primero y vi una edulcorada película basada en la vida de la Pávlova y esto consumió la tarde de tormenta. El BFI (British Film Institute) es interesante, se respira gusto por el cine de verdad y eso es algo que a lo que ya me tiene acostumbrado esta ciudad. He de decir que este sitio lo conocí de la mano de Eva, una nueva amiga cubana que lleva paseado por el Thames más de tres décadas. Ella lo ha visto todo, conoció a todo el mundo aquí y allá, pasa de los sesenta pero parece que ronda la quinta decena. Con ella quedé para unos minutos y estuvimos varias horas hablando del mundo de ayer. Llegando a una conclusión que por ser muy elevada prefiero no comentarla. Cambiando de cuerda, con otra amiga, también cubana y también adoptada por esta ciudad, fui a mi segundo Proms, esta vez le toco el turno a Prokofiev y su Cenicienta, y la sinfónica estuvo impecable. Para quienes no sepan a qué me refiero, los Proms son una serie de concierto de música de clásica en formato de orquesta que tienen lugar diariamente en el Royal Albert Hall, desde mediados de junio hasta mediados de septiembre. El término Proms es el diminutivo de Promenade concerts que se puede traducir como paseos musicales. Se dice que en los inicios era común ver a los espectadores paseando por algunas áreas del auditorio durante el concierto. Existen entradas para estos Proms muy baratas que se venden el mismo día, es habitual ver una cola inmensa desde temprano donde puedes encontrar a una anciana con una botella de agua, una estudiante de matemáticas, un músico joven con la partitura en la mano y un padre de familia. Estos “tickets” dan el derecho a escuchar el concierto de pie muy cerca de la orquesta. Los espectadores de los Proms, particularmente los que se quedan de pie, son conocidos como prommers. Echaré de menos estas oportunidades que en Madrid no sé dan con tanta facilidad. Y ya me despido, con dos pensamientos que me han rondado la cabeza esta semana, fueron en inglés y por eso así las escribo: “be the number two is better than be the number one” y “at the end we need roots”. En breve regreso a España… muchas cosas me quedan por hacer en Londres, seguro que volveré.

Os quiero, Ed. 

PD: R del S nos vemos en Madrid soon y prometo visitarte en Wales.


sábado, 18 de agosto de 2012

Viernes soso


Hola a tod@s!

Desde una ciudad que finalmente está viviendo un día de auténtico verano, la misma que cerró unas Olimpiadas a su mejor estilo, el sitio donde el saber se trastoca con el estar y te encuentras por sus calles al más moderno y acto seguido tropiezas con un burka… escribo este Viernes soso por definición. 
 Ha sido una semana rara, de mucho pensar y hasta sufrir. Noticias vienen y van, y la tristeza gana de vez en cuando al optimismo. Siete días que empezaron clausurando los Juegos Olímpicos con una fiesta “London total” y otra vez los de por aquí dijeron al mundo: “no tenemos que demostrar nada, somos esto y punto”. Luego se sucedieron críticas y más tarde otras noticias hicieron olvidar el fuego de artificio. Londres sigue en portada y ahora ha tocado al creador de Wikileaks, Assange, ser centro de todos los focos.  Al australiano que lleva refugiado en la embajada de Ecuador dos meses, le han concedido el refugio diplomático y ahora se ha montado la de dios es cristo porque UK no quiere darle el salvoconducto necesario para tomar un avión hacia ese país, y si entregarlo a Suecia que lo reclama por delitos sexuales. En fin, todo negro y con pespuntes grises. Parece ser que los States prepara llevárselo a la américa profunda y dar un buen escarmiento a quien filtró lo supuestamente infiltrable. He pensado que el planeta para este señor se ha vuelto un sitio hostil. Estas cosas dan miedo, son como advertencias de los límites que no podemos trasgredir… algo parecido a lo que ha pasado en Rusia, donde por cantar una frase en contra de Putín tres chicas acaban en la cárcel. Aquel país se está luciendo, ahora Moscú ha decretado que el orgullo gay no se podrá celebrar en cien años, y en la antigua Leningrado la homosexualidad ha quedado poco menos que prohibida… ¿A dónde quieren llegar? Cambiando de cuerda, por aquí pasó un amigo de los tiempos de la universidad, de cuando inventábamos qué comer en 12 y Malecón, de los momentos difíciles-divertidos-y-no-sé-que-será-de-mí, poco tiempo pasamos juntos, el necesario para comer algo e indicarle un bus para llegar a otro sitio… pero nos quedará una anécdota: resulta que Nereo quiso hacerse una foto conmigo en la calle, allí estaba una señora musulmana, joven, con su atuendo, ese que le da tanta libertad de acción; mi amigo en un acto de inocencia se le acercó para pedirle que nos hiciera una foto… la mujer casi se mete debajo de una piedra, un hombre se le acercó y osó hablarle sin estar presente su señor… horror!!! Luego hay quien defiende “la libertad” de usar burka en pleno siglo XXI. Algo parecido estuve discutiendo con unos amigos científicos que pernoctan por Victoria Station y la cosa derivó en plantear nuevos experimentos para buscar más conexión entre sistema nervioso y sistema inmune… manías de los que hacemos ciencia. Y por ahora poco más… ah, salió la lista-ranking de las mejores universidades del mundo… he trabajado en cuatro de ellas!!! 

Os quiero, Ed.

domingo, 12 de agosto de 2012

otro Viernes...


Hola a tod@s!
En tiempos en que volvemos 
a Marte haciendo un ¿alarde? tecnológico que sólo habla de lo encerrados que estamos en este planeta. En unos días en que hemos llorado porque Chavela, la Vargas eterna, cruzó la barrera y se despidió definitivamente… ahora que tanta falta nos hace su sonrisa. En una semana en que Oxford me desilusionó quedándose pequeña frente al coloso de Cambridge. Y alguien, demostrándome cuanto me conoce, me regaló un microscopio victoriano para alegrarme un día de trabajo duro. En estos días, en que sale el sol y no un rostro (guiño para los de mi quinta y país). Reanudo mi costumbre, quizá tonta, de mirar alrededor y contar lo que veo.Sigo por Londres, por si hay algún despistado, las Olimpiadas no me han llenado los días pero si han provocado alguna sonrisa y más de un momento de alegría. Muy especial fue asistir a una final, vivir la ruptura de un récord olímpico, sentir las vibraciones de una afición alentando a sus deportistas… respirar esa especie de felicidad que pocas cosas provocan de manera masiva como lo hace el deporte. Sin embargo, estas emociones se entrecruzan con grises noticias que llegan de la Madre Patria, de allí donde la crisis sigue su curso y el gobierno anda perdido con el único objetivo de pagar la deuda cueste lo que cueste. Ahora ha tocado el turno al derecho de ser atendido con independencia del origen y los ingresos. En breve España será como el criticado “estado unido americano” y la justificación será la misma de siempre: “si ellos los hacen por qué nosotros no”. Los sin papeles lo tendrán difícil para recibir atención médica. Pero la cosa no para aquí. Además de los cambios amparados en “salvaguardar” la credibilidad ante el mercado, el actual gobierno español abofetea los derechos y la calidad. La RTVE da siete pasos hacia atrás y echa a la calle a periodistas de talla como Ana Pastor e instaura una era oscura que huele a medioevo y NODO. Por otra parte, reforma la educación aumentando las horas de religión, esto ya apesta, y elimina los temas como la homofobia de la asignatura de Educación para la Ciudadanía. ¿Hacia dónde van? No se augura buen futuro para un ejecutivo que hoy niega lo que mañana hará. Pero volvamos a la balsa de aceite, dejemos a un lado la oscuridad en las que nos quieren sumir. Siempre hay un renacimiento y merece la pena seguir viviendo como lo hizo Chavela, fiel a sus simples principios. Hoy recuerdo cuando una vez dijo: “… nunca me he acostado con un señor, fíjate que pureza, los dioses me hicieron así…” es lindo vivir sin pedir perdón por ser como eres y cantar hasta el último trago… como lo hizo Chavela.
Os quiero, Ed.
PD: En la foto con David, un amigo, en un momento de descanso en la final de los 50 km.

domingo, 29 de julio de 2012

Viernes... para empezar la semana


Hola a tod@s!
Porque la vida nos pone más de un obstáculo, porque algunos de ellos son altos, pero sobre todo porque sé que alguien tendrá la fuerza y el apoyo necesarios para saltar la valla que el azar ha puesto en su camino… escribo este Viernes con la ilusión de empezar la semana lleno de optimismo y buen humor. Resulta que han pasado siete días tremendos, a la ciudad donde estoy viviendo ha llegado millón y medio de personas de sopetón, y eso se nota. Entre deportistas, masajistas, comités olímpicos, club de fans, vacacionistas despistados y estudiantes de inglés, aquí no hay quien llegue a tiempo a ningún lugar. Los buses no pasan por donde tienen que pasar, los metros se colapsan cada dos por tres, los británicos no pierden la calma pero es que yo soy latino. No obstante, las cosas van bien. Estos han tenido una suerte increíble, nos les llovió el día de la inauguración. La reina, esa cosa tiesa que aún piensa que tiene que mostrarse como de otro planeta, pudo asistir al evento sin resfriarse, la antorcha no se apagó bajo un torrencial aguacero y a mí la ceremonia me gustó. Creo que el mundo se percató que los british no necesitan demostrarle a nadie que son una nación con fuerza e historia para dar y tomar. La música reinó y no hubo efectos para mostrar grandeza… este país lo es de por sí. Si alguien tiene duda, que se dé una vuelta por los museos, bucee en la lista de premios Nobels o simplemente pasee por las calles de Londres. Estoy seguro que luego le quedará claro. Probablemente no estemos de acuerdo con ciertas actitudes (yo incluido), pero en términos generales aquí se ha respetado el saber, se ha fomentado el conocimiento y el resultado es palpable. Otro gallo distinto es el que canta en la madre patria. Sitio donde creo que se vivirá muy pronto el “¿y lo tuyo qué?” de mi querida Cuba. Me explico… resulta que hubo una época en la isla de las metáforas en la que cada vez que te encontrabas con alguien era mandatorio hacer la pregunta de cómo iban sus gestiones, planes, proyectos, anteproyectos o fantasía de proyecto que lo sacaría de aquel infierno y le pondría los pies en el paraíso exterior… léase cualquier país diferente a la metafórica isla. Es evidente que la opción que está tomando la generación con fuerza de la España de hoy es largarse a otras latitudes y no cargar con el problema que han creados otros. Yo los entiendo, hice lo mismo hace poco menos de veinte años, y probablemente lo repita. Ese país con sol, buena tierra para cultivar, parajes preciosos para descubrir y gente alegre está volviendo al medioevo. Por una parte, está la crisis económica creada y re-creada por la banca internacional en la que caímos como niños con zapatos nuevos, y por otro, la mentalidad obtusa que está guiando los pasos a seguir por la nación… para muestra el ministro de justicia y su reforma del aborto. Tal y como me dijo el siglo pasado mi amiga Roxy: “… hay cosas que están superadas” entre ellas la religión y el problema con el aborto, es simplemente demencial. Pero volviendo al buen humor… me encantará ver, desde otra óptica, que el español desperdigado por el mundo, haga lo mismo que hacemos los cubanos cuando nos encontramos con un compatriota: pasarnos hora y media repasando la lista de los amigos y conocidos para ubicarlos donde están ahora. Como dice mi madre: “No hay mal que por bien no venga” … esto me repateaba, he de decir, pero la señora muchas veces tuvo razón. Es probable que la juventud española necesite un terremoto, saber que no hay nada para toda la vida y que otras latitudes pueden darnos calor. Muchos también aprenderán que aquello de “mano dura con los inmigrantes” o “España no se pisa” duele cuando el dedo nos señala. Y por hoy lo dejo… me quedan muchas cosas por comentar: la expo de Munch que tiene la Tate Modern, la basura de Hirst que exhibe la misma galería, el gran coro que acompañó a Baremboin cuando dirigió esta semana la 9na Sinfonía de Beethoven en el Royal Albert Hall, las dudas sobre el accidente que se llevó la vida de Payá... Pero otros Viernes habrá. Os quiero y particularmente a ti (sabes quien), Ed.  

domingo, 22 de julio de 2012

Viernes...

Hola a tod@s!
Luego de unas semanas de lluvia, lluvia y otra vez lluvia, por aquí, y hablo de Londres, hemos visto el sol. El tan anunciado verano parece que ha llegado, ojalá para quedarse. Mientras tanto, otros sietes días me han transcurrido entre experimentos, paseos para seguir empapándome de esta ciudad, una escapada a Cambridge y dos veladas magníficas con mi amiga Miriam. Otra canción distinta es la que suena en la madre patria, donde las campanas del rescate total cada vez replican con fuerte, el ambiente es más denso que la leche condensada y para guinda el ministro de justicia anuncia que la malformación de un feto no es razón para permitir un aborto. Más que nunca debo reconocer que este señor me engañó, se disfrazó de progresista y yo le creí… aunque nunca le voté. Hoy lo califico de retrógrado, ultra católico y facha mayúsculo. Pero prometí crear una especie de balsa de aceite con mis Viernes durante este verano; por ello vuelvo al sitio donde estoy y os cuento que para seguir probando mi hipótesis tendré que cambiar de sistema, el que usaba no es lo suficientemente estable y podré tener problemas con la reproductibilidad de mis datos. También que me he puesto a observar a los british, en plan casi experimental, y estoy sacando conclusiones curiosas que os iré contando. Os adelanto una: saludar es de mala educación. Por otra parte, la ciudad me sigue fascinando… aquí puedes encontrar de todo y en cualquier rincón. Por no ir muy lejos, un día entre semana, luego de activar las células, mi amiga Miriam, paraguas en mano, me pasó a recoger por el laboratorio y luego de caminar dos escasas manzanas nos sumergimos en un ambiente totalmente cubano donde no faltó el feeling a capela, la guaracha santiaguera y el fino arte de un violinista exquisito. Y si la ciudad te agobia, por aquello de la gente por doquier, un tren te lleva en menos de una hora a Cambridge, lugar precioso donde se respira ciencia y saber profundo en cada metro cuadrado. Hasta allí fui el sábado y he de reconocer que me emocioné al estar frente al laboratorio Cavendish, el sitio donde el átomo fue reconocido y modelado por primera vez, o en las puertas del Trinity College, lugar donde la Física surgió y la Matemática moderna tuvo su primer parto. El tiempo me acompañó y hasta pasee en barca por el río Cam… lo de Cambridge viene de ahí, sé que ya lo sabéis pero a veces conviene repasarlo. De joven, cuando estudiaba Física Nuclear siempre quise visitar este santuario, por ello recordaré esta visita como algo especial que ha tenido que esperar algunos años para ocurrir. Y para terminar, hoy domingo tuve una BBQ en la casa de Miriam con otros científicos del instituto donde estoy. La buena conversación, la carne a lo argentino, unos plátanos maduros frito “cuban style”, el clima agradable y la excelente compañía ha hecho que mi semana terminara arriba del todo. 
 Os quiero, Ed. 
PD: A quien el desatino ha dejado sin trabajo: mi apoyo y todo lo demás está contigo. Miriam, gracias por la acogida.

sábado, 14 de julio de 2012

Viernes de semana cargada...

Hola a tod@s!
Vaya semanita hemos tenido. Para los que no hayan estado por el planeta, en España se ha armado la de dios es cristo y maría magdalena una alegre señorita. Resulta que el gobierno ha adoptado un “paquete” de medidas que es como si “eso mismo” se introdujera por un orificio angosto. Sin ir más lejos, a este que escribe lo deja con unos cuantísimos euros de menos y con un pie en la calle o, mejor dicho, fuera del país. Por si esto fuera poco, el ministerio que “desampara” la ciencia anuncia una reducción mayor en el presupuesto destinado a financiar proyectos y recursos humanos en este campo. Tal y como dice una amiga, cuando sólo tienes una moneda ¿a qué la dedicas? ¿Te compras un libro o comes? El problema es que en España se la damos al “mercado”. Sin ser muy ducho en economía, parece bastante claro que si bajan los sueldos y suben los precios el resultado no será crecimiento y empleo. Quizá la solución pase por convocar a unos cuantos cerebros de economía, pero los de verdad, escucharlos y hacerles caso. Los políticos, por lo general, son eso… políticos y no cerebros especializados en resolver problemas concretos. Pero voy a dejar el tema por hoy, la vida tiene que seguir y tal y como les comenté a mis becarios en un email, lo único que no nos pueden quitar es la ilusión. Recuerdo que cuando estaba en la Isla Metafórica, pasando hambre (que alguien se atreva a decirme lo contrario), con helicobacter pilori, cincuenta kilos de peso, durmiendo en el laboratorio o donde sea y acumulando los salarios porque al mes no llegaba a los dos dólares… seguía ilusionado con salir adelante y lo logré. Por eso prefiero recordar que Gustav Klimt hoy cumpliría 150 años, decir que Chavela Vargas dio un concierto en Madrid con 93 años que evidentemente me perdí, comentar que la NASA ha sacado una foto panorámica de Marte, cosa que me hizo soñar que viajaba en una nave espacial a otro planeta e intentaba que alguien resolviera un problema con el ordenador, que esta semana se restauró la comunicación marítima entre Estados Unidos y Cuba luego de 50 años de interrupción, he de decir que en aquel último barco viajó mi abuela paterna regresando de una Nueva York demasiado fría para sus huesos. También que el bosón Higgs, esa partícula no-divina, está apunto de ser descubierta pero aún no hay certeza de ello… y en esto quiero recrearme. La partícula identificada recientemente, es un bosón… hasta ahí estamos de acuerdo. Lo es porque da lugar a dos fotones, pero para que sea la predicha por Higgs debe cumplir con algo más. Habrá que esperar a que midan el spin y entonces se podrá decir, con poco margen de error, que esa partícula que “dio masa a las demás en el primer momento” existió realmente. Eso sí, sin la intervención de ninguna divinidad. Y de mi parte, aún no puedo contaros que tenga un bosón nuevo en el bolsillo pero si que la hipótesis que me trajo a Londres, la ciudad-agua, parece ser verdad. Ayer viernes, pasadas las 8 de la noche no pude contener mi alegría cuando los resultados que mostraba la pantalla del citómetro confirmaba lo que había pensado y llevaba dos semanas implementando herramientas para demostrarlo. Si, fue el momento en que se me olvidó que soy más pobre, que el país donde vivo se derrumba, que en la ciudad donde estoy no para de llover… di un par de voces y algún británico fino me miró con perplejidad. Entonces recordé que por algo escogí esta profesión, en la que 364 días al año estás amargado porque pasas horas enterrado en el laboratorio, pero uno basta hacerte gritar como un niño pequeño que acaba de encontrar su tesoro… en este caso el mío es una conexión entre el sistema nervioso central y la defensa innata. A que suena bonito. Os quiero, Ed.

domingo, 8 de julio de 2012

Viernes de retorno...

Hola a tod@s!
Algún tiempo ha pasado sin “Viernes”, el hartazgo ganaba a la voluntad y España me ahogaba con su pesimismo, problemas reales-ficticios y esa atmosfera de indignación que tiene como dirección ninguna parte. Tal y como alguna otra vez he hecho, metí en una bolsa algo de ropa, un par de libros y huí. Quise alejarme de ese ruido que no deja pensar e interfiere con cualquier forma de vida. Y es entonces que me veo aquí, en otra ciudad, hablando otro idioma, rodeado de otra cultura. Me he venido a Londres por un par de meses, intento enfriar el cerebro ayudado por la lluvia y las temperaturas otoñales de esta parte del “unidísimo reino”, desarrollo un proyecto profesional interesante y, probablemente, un cambio en mi vida. Atrás he dejado, por ahora, los riesgos de una prima, los cacareos políticos y los escándalos financieros. Aquí también tenemos algo de eso pero en otra lengua suena distante, diferente. Llegué hace una semana y me instalé en una zona fantástica (Angel-Islington), mi casera es una profesora de literatura retirada que canta en un coro música de Verdi y tiene un novio de su edad que conoció hace unos cinco años. Ellos viven arriba, yo en el “basement”. El piso tiene un patio para tomar el sol, ese astro que apenas veo y por ahora no echo tanto de menos. Duermo arropado por edredón. Me levanto muy temprano cada día y el laboratorio de la UCL donde trabajo está a distancia de un paseo. La ciudad poco a poco la voy haciendo mía y lo primero que he hecho es evitar el metro a favor de los autobuses. Ya estuve en el Covent Garden viendo al Royal Ballet la noche que cumplí 43 años, gracias, gracias… y ese día volví a saludar a Newton y Darwin en Westminster, cosa que hice en la rica soledad elegida. Otro día, mi amiga Lilo me arrastró a White Chapel Gallery donde, una vez más, me pregunté ¿cuánto tiempo tendrá que pasar para que ese tipo de basura-creativa deje de llenar espacios? Y una tarde los del laboratorio me hicieron beber una pinta de cerveza que no me emborrachó pero si hizo menos entendible mi inglés. Así las cosas, tengo un año más y me dispongo a disfrutar todo lo que esta ciudad me ofrezca que parece ser mucho, mientras tanto pongo en orden pensamientos, proyectos, vida y tarareo aquello que reza: “heaven is a place on earth with you”.
Os quiero, Ed.

sábado, 9 de junio de 2012

Viernes así de simple

Hola a tod@s!
Pasado otro tiempo de ausencia os saludo desde un Madrid que espera “el rescate” de sus bancos con ese “dinerito” que tanto nos está costando y que se usará para pagar la deuda, o mejor comprarla a precio de saldo, mientras los sueldos bajan, los impuestos suben y la vida se vuelve interesante vivirla. La misma ciudad contradictoria que una vez fue cuna de la movida y hoy tiene por alcaldesa a una señora incapaz de mantener un discurso coherente, predicadora del credo cristiano y la devoción por la Roma vaticana. Sí, el vaticano (con minúsculas) que por fin destapa, aunque sólo sea un poquito, sus escándalos financieros y temores ancestrales, mientras sigue “erre que erre” su cruzada moderna en contra de las nuevas formas de familia y procedimientos científicos. Y si de ciencia hablamos, en España (a poco de ganarse mis minúsculas) se le impondrá una dieta rigurosa ya que, según estudiosos de alguna universidad medieval de esas que fomentó el mito de jesús y maría, en la Madre Patria la paridora de conocimiento está obesa y debe adelgazar varios millones de kilos. Yo, por lo pronto, he orientado a mis becarios que hagan mucho ejercicios, ingieran pocos alimentos e intenten pasar desapercibidos. Veré si con este método científico logro que no le impongan restricción alimenticia a mi laboratorio y tenga que despedir a esos “freaks” que han preferido la pipeta y las leyes naturales al botellón. Pero dudo que en este país de mitos logremos salvar a la diosa Atenea, demasiada presión por parte de “la prima y su riesgo”, cuando el verdadero lema es “los bancos primero, luego el resto deberá hacer fila”. Y retomando los mitos, me gustaría leer, escuchar o respirar un análisis de aquellos mitos recientes que rezaban: “la banca española es la más sólida de Europa” o “Rato es un genio de las finanzas”… “really!!!” diría un amigo americano con cara de desconcierto. Rato, el mismo que comandaba la economía en los tiempos de Aznar, cuando parte del hoy se gestó, también el mismo que presidió el FMI y salió pitando, el mismísimo que dirigió a Bankia por el mejor de los camino, el genio del desastre, aún tendrá credo porque alguien, alguna vez dijo que lo era, eso sí sin datos que lo demuestren. Genio sigue siendo Einstein cuya teoría de la Relatividad sigue imbatible y los neutrinos, ayer acelerados, hoy se han frenado y se mantienen en regla con velocidades inferiores a la de luz, tal y como predijo el judío de la oficina de patentes de Zürich. Y a esta ciudad preciosa quiero regresar, luego de haberla visitado esta semana y a pesar de haberme traído un lumbago que me mantiene sin patinar. Fue muy curioso revivir algo de mi pasado habanero en Suiza, recuerdo que un extranjero en la Cuba del 92 se distinguía por un andar relajado, ese aire de saberse seguro y a salvo del problema y cara de no tener la mente ocupada en responderse “¿Qué voy a comer esta noche?” Al pasear con A y R por Zürich volví a notar ese contraste, allí nadie se notaba preocupado por el “riesgo de la prima”, la vida fluye sin sobresaltos… el chocolate y la banca dan tranquilidad. No podemos quejarnos, ellos están haciendo lo que nosotros con otros. Por hoy es suficiente, la vida sigue a pesar de todas “las primas riesgosas”, y por ello recomiendo ver una película francesa que lleva por nombre “Et si on vivait tous ensemble” (¿Y si vivimos todos juntos?) y no es sólo por ver a Jane Fonda madura y en francés o disfrutar, otra vez, de la Chaplin… sino también por reflexionar sobre la tercera edad, la continuidad de la vida a pesar de los tropiezos y las dificultades. Os quiero, Ed. PD: Emma aún espero ese poema y las fechas.

sábado, 26 de mayo de 2012

Viernes de algo más que actualidad...

Hola a tod@s! Llevo varias semanas sin escribir y las justificaciones son varias pero innecesarias. Mientras tanto, la querida Merkel ha seguido en su recto camino, Hollande, ya presidente, intenta curvas en la rectitud alemana, UPyD, ese partido “alternativo” ha mostrado sus “uñitas rosadas” para apoyar a la iglesia en lo que se refiere a los impuestos, la propia iglesia amenaza con retirar su ayuda a los necesitados si el gobierno y la sociedad les hace pagar impuestos, la real academia de la lengua española (desde ya será en minúscula) llama “invertidos” a los homosexuales y Madrid acoge un congreso mundial de “la familia” que no es más que una convención contra los derechos humanos… en fin esto está divertido. También el movimiento 15M cumplió su primer añito y se desinfla en discusiones, asambleas y pocas ganas de trabajar. Donna Summer nos dejó y las pistas de los 80 se quedan sin su reina, unos españolitos futboleros confunden Bucarest por Budapest y se pierden el partido por no haber estudiado geografía del continente, Facebook salió a bolsa e hizo más ricos algunos mientras que otros, siguiendo el juego del capitalismo, van perdiendo el 20% de lo invertido por comprar el humo de una especulación bien montada. Volviendo a España, un científico le escribe a Rajoy y a Rato, mientras que el señor de la baba y el supuesto genio de la finanzas siguen su hoja de ruta… pero estas cosas ya son aburridas. Hoy prefiero comentarles que, según unos datos de un químico-físico cubano que trabaja desde la isla metafórica, cuando el suministro de corriente eléctrica se lo permite, la complejidad celular es inversamente proporcional a la malignidad de un tumor. Quizá much@s sabréis que además de las tres dimensiones “clásicas”, la naturaleza juega con estructuras con dimensiones fractales. Es decir, un punto tiene dimensión uno, un plano tiene dimensión dos, y el espacio en el que nos movemos es tridimensional. Sin embargo, no todo es tan fácil, por ejemplo, las células tienen dimensión fractal y entre mayor sea este “número”, mayor será la complejidad de las mismas. Muchos pensaron, erróneamente, que un tumor es una estructura compleja y hoy sabemos que no es así. La masa tumoral exhibe una dimensión fractal menor cuanto más agresiva es. Es sencillamente maravilloso, una vez más la matemáticas nos demuestra su elegancia. En cuanto un fenómeno se puede formular matemáticamente, la realidad se describe con gran precisión. Con esta sencillez y colaborando con un equipo español, el cubano de la isla metafórica, ha podido determinar que el grado 7 en el tumor de próstata debe ser tratado como grado 8 porque sus dimensiones fractales son muy semejantes… es un paso importante en el tratamiento de esta patología masculina. Y con esto o diciendo que me quedé maravillado con el montaje que la compañía Complicite (UK) trajo del “Maestro y Margarita” y que nada de lo que ha puesto en escena Miguel del Arco este año me ha gustado, ni “de Ratones y Hombres” ni “El inspector” de Gogol… me despido. 
Os quiero, Ed.

sábado, 5 de mayo de 2012

Viernes de vuelta


Hola a tod@s!
Luego de dos semanas de frenético trabajo, de esas que cuando te vas a la cama piensas que, a pesar de haber estado doce horas trabajando, no has hecho ni la mitad de lo que tienes por hacer… me detengo a escribir mi Viernes sabatino en este Madrid con tiempo loco. Lo primero es comentar el clima que estamos teniendo, que me trae recuerdos de la Isla Metafórica, allá donde luego de un aguacero anunciante del fin del mundo, sale el sol indiferente. Pues aquí lo mismo, ayer pensé que las compuertas de alguna presa superior se habían roto y dos minutos después se podía pasear por una ciudad soleada. En fin, todo parece indicar que algún ser divino quiere limpiar algo y a este paso lo conseguirá.
Por el planeta ha pasado de todo, empezando por un Rey con cara de yo no fui pidiendo perdones y prometiendo que no volverá ocurrir, pasando por una locura de subasta donde un simple cuadro alcanza los 92 millones de euros y terminando por el anuncio del traje que llevará la delegación española a Londres inspirado en la moda moscovita de los ochenta. ¿Será verdad? También se ha sabido que una peli con actores cubanos ha ganado un premio neoyorquino y, al tratarse de dos que huyen de “aquello”, los protagonistas hicieron realidad la ficción y huyeron del régimen eterno que emula con la estirpe de los Buendía de Macondo.  En otra latitud y sin dejar el cine, Xavier Villaverde ha estrenado su película “El sexo de los ángeles” y, a pesar de haber sido galardonada en el festival de Málaga con dos premios (mejor fotografía y actor secundario) la crítica ha hecho piña y la intenta destruir. He leído de todo y casi todo malo, la realidad es que trata un tema “tabú” que ocurre más de lo que pensamos y quizá quienes hemos vivido una situación parecida entendamos que hay mucha “chicha” en esa película supuestamente de adolecentes. Id a verla y me contáis. Otras pelis han pasado por mi retina, una de peces en Yemen, otra de americana en El Cairo y me quedo con una de turcos en Alemania (Almanya) que me conmovió por aquello que reza “pedimos trabajadores y vinieron personas” al referirse a la inmigración turca. Moviéndonos al teatro, Nuria Espert está interpretando “La Loba” en el María Guerrero y muy poco de su “Violación de Lucrecia” hay en este trabajo. Un papel demasiado exigente para una gran actriz agotada de tanto subir. Sin irnos de la cultura, he sabido que las nuevas directrices del ministerio estipulan que lo español se debe divulgar por el mundo sin alusión al sexo, sin hablar de la guerra civil y, sobre todo, sin ofender a la iglesia católica. Esto cada vez se me parece más a las palabras dirigidas a los intelectuales que el dictador de la barba, dedo índice hacia al cielo, dijo en la segunda mitad del siglo pasado “… dentro de la revolución, todo; contra la revolución, nada” y acto seguido se apagó la luz. Y con esto y un trabajo muy serio publicado por un grupo de Berkeley que demuestra que la población religiosa es menos compasiva que la atea (gracias Lissette por el link) me despido, no sin antes dar la bienvenida a Ricardo a mis Viernes.
Os quiero,
Ed.

domingo, 15 de abril de 2012

Viernes de caza y boda

Hola a tod@s!

Vaya qué tarde me ha pillado este Viernes… ya es domingo y la semana no ha tenido desperdicio. Empezamos con un obispo diciendo por la TVE que la homosexualidad nos lleva directamente al infierno y tiene como socia la prostitución y yo, para celebrarlo, terminé bailando más de cinco horas en la boda de mis amigos Daniel y Jesús… lo mismo ya estoy en el infierno y es más divertido. Los tiempos cambian pero algunos lo niegan, en Italia catalogan de X una serie española de adolecentes donde una de las parejas, de las miles que se formaban y desintegraban, era gay. Pero no hay que irse tan lejos, por España algunas inercias se resisten al paso del tiempo y la casa de rey (minúsculas apropósito) no se percata que aquello de la caza es pretérito imperfecto y, con la está cayendo, no admite conjugación en el presente. Después del escándalo del duquesito con mano suelta y la infanta que nunca se percató de los negocios oscuros de su marido, ahora resulta que los niños “reales” juegan con armas de fuego, la reina se pasa largas temporadas fuera de España y el rey se permite ir a cazar elefantes, en viaje privado, con lo que le pagamos todos. ¿Pero qué se han pensado? Para empezar deberíamos pedir que depongan las armas y se disuelvan… ya después pensaremos que utilidad le damos, y me refiero a las armas. Ha sido de chiste divino… el mismo día de la república, salta la noticia. Pero esta semana ha dado para mucho más, un amigo nos visitaba desde su NY casi natal y me he reído mucho con él, en donde trabajo he asumido una responsabilidad difícil de llevar a cabo, se ha anunciado una subida astronómica del precio del metro en Madrid, el presidente de España evitó a la prensa y su popularidad cae en picado, los recortes ya alcanzan rango de cortes… eso sí a la iglesia católica no la han tocado y la casa real, de nuevo con los mismos, han tenido sólo re-toques en su presupuesto. ¿Por qué? y puedo seguir una lista con “etc” tardío. Sin embargo, prefiero terminar contándoles una historia de amor. Resulta que dos chicos se conocieron hace catorce años en un sitio de esos que el obispo del principio catalogó como lupanar de hombres, un mes después se fueron de Madrid para vivir en San Francisco, lugar donde uno de ellos estaba radicado. El visado terminó para el visitante y el regreso a la Madre Patria se hizo mandatorio, el que allá vivía dejó casa, trabajo y vida americana y se instaló en Madrid. Mucho ha llovido, tres rupturas, un montón de poemas, algunas empresas de éxito y varias crisis de pareja… pero al final, las historias que son de verdad lo aguantan todo. Ayer decidieron casarse, y muchos dirán que sucumbieron a la tradición, pero la realidad es que quisieron gritar al mundo que se quieren y que aquí, por ahora, podemos usar la ley para unirnos un poco más. No les deseo felicidad, porque ya la tienen, les deseo que los hombres que hacen y deshacen las leyes no les quite ese derecho.

Os quiero,

Ed.