domingo, 19 de octubre de 2008

viernes... de impotencia


Hola a tod@s!
Esta semana he sentido una gran impotencia. Uno de mis propósitos diarios es dirigir, lo mejor que puedo, un pequeño laboratorio con el objetivo de arrancar secretos a la naturaleza. De vez en cuanto esta última me grita claros manifiestos de que no está dispuesta a ofrecerlos fácilmente. El martes uno de estos gritos me dejó sordo y pálido… murió Migue, el amigo que desde hace mucho tiempo luchaba contra un cáncer que finalmente lo venció. Jocosamente lo llamaba “el mutante”, por su capacidad de convivencia con aquel otro ser que no dejaba de crecer dentro de su cerebro. Era un tío esencialmente humano, un amigo para las buenas y las malas… otro al que la ciencia no pudo darle más de 34 años. Migue ya no está con nosotros y me siento impotente. Mis “viernes” le gustaban y por ello he de seguir el presente que dedico a su memoria.
Según la prensa el Dramático Nacional apostó fuerte esta temporada: Urtain en Lavapiés y Boris Godunov en el María Guerreo. Urtain me sigue pareciendo espectacular y vuelvo a recomendarlo. Sin embargo, la puesta de La Fura es algo menos que fallida. Se intenta “recrear” el secuestro que protagonizaron terroristas chechenos en un teatro ruso… pero falla. Los espectadores no sienten el miedo, la trama entre los terroristas es panfletaria y sólo se salvan los momentos en que salta a escena el texto de Pushkin, dando a entender que el guión tiene muchos agujeros de balas. Si comparamos Urtain con Boris Godunov, una vez más nos percatamos que los medios técnicos no son el todo, la cabeza es lo que importa. Y hablando de cabeza o cabezas: los Coen. En pantalla ya tenemos la última creación de estos hermanos: “Burn after Reading”, comedia de la mejor factura posible con actores de gran calibre y guión fuerte. ¡Nunca antes estuve tanto tiempo a la expectativa de que algo ocurriese! Tiene situaciones realmente surrealistas con los mejores tintes de realidad. De igual manera podemos pasarla bien con “The women”, comedia sin pretensiones pero sabrosa. Y para aquellos que viajan: París. Dicen que los museos de esta ciudad están lleno de Picassos enfrentados a sus inspiraciones, se trata de exponer cuadros del malagueño frente a la supuesta inspiración clásica que le dio origen, una idea que los franceses venden al mundo como original y que en Madrid se hizo hace algunos años (recuerdo haberlo comentado en uno de mis viernes de antaño). Por otra parte, en NY se ha estrenado una ópera que está causando sensación, algo raro en este género que se resiste a los nuevos libretos. Se trata de un arriesgado montaje concebido por John Adams y dirigido por la cineasta Penny Woolcock. “Doctor Atomic”, así la nombran, cuenta los días previos al lanzamiento de la bomba atómica, teniendo como referencia quienes la crearon (¡para una vez que lo científicos son protagonistas de algo!). La ópera termina con el estallido cegador de la bomba y una voz en off que dice "Por favor, denme agua para mi hijo. No encuentro a mi marido". Y aquí lo dejo… Seamos felices a pesar de la crisis, lo merecemos.
Os quiero,
Ed

4 comentarios:

Cristina dijo...

hola ed, como ves ya entre a tu blog. me encanta!!!! es lindo y sencillo.
ya te envie los comentarios de este "viernes", asi que por aqui los hare para el proximo. un abrazo, cris.

Felipe dijo...

Siento lo de Miguel, aunque no le llegué a conocer en profundidad, las dos veces que coincidí con él me pareció inténsamente humano. Hay que investigar más para que esto deje de ocurrir...
Felipe

NESI dijo...

Hola Edu, uhhhhhhhhhhhhh me gusta mucho lo que estas haciendo, no lo sabía, puedes dar por hecho que seré una fiel seguidora de tus post, me parecen tan interesantes; siento mucho lo de tu amigo, "el que pierde un amigo pierde un tesoro". Seguiremos en contacto.
Besotes.

Eduardo López-Collazo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Nesi ¿No te localizo? Ed