viernes, 3 de julio de 2015

Viernes... y pa' lante.

Hola a tod@s!
Hoy paso una frontera, otra barrera, soy más de allá que de acá. Hace 46 años nací y parece mucho y también poco, cuestión de referencias. La vida me ha enseñado que la temporalidad es una forma estable de vivir, las eventualidades me han hecho memorizar los libros que no he podido cargar en la mochila y el etcétera hace su agosto en cada esquina de la existencia. Ayer pensaba haber trazado el futuro, recto, con tinta permanente. Hoy sé que nada es para siempre. La cuestión parece radicar en nuestra profundidad y nada tienen que decir las superficies. Me quedo entonces con lo lindo, bueno y suave. Lo demás se irá quedando en el camino.
Gracias a tod@s por leerme,
Os quiero,
Ed.

4 comentarios:

Iñaki dijo...

Gracias a ti por escribirnos Ed!
Como bien dices quedate con lo bueno,las cosas malas que se queden en el camino.Que ademas son las mas pesadas de llevar y no aportan nada.
Aunque ya te lo dije por otra via...felices 46 nene.Seguro que este año te trae muchas y buenas noticias.En lo personal y en lo profesional.
Un abrazote Ed!
Nacho.

Misael Herrera Vera dijo...

46 años....es el punto de inflexión, es el punto de inicio o es el punto de partida.
Ahora empezamos a contar los 46 años que estaremos juntos. Ya sea físicamente o en medio de palabras.

Firmado.... Gofion

Anónimo dijo...

46 años de belleza y sabiduría.

Anónimo dijo...

Preciosas palabras