viernes, 27 de junio de 2014

Viernes orgulloso de ser diferente...

Hola a tod@s!
Probablemente la cercanía al Orgullo Gay me ha hecho recordar a un profesor de literatura de mi bachillerato, llamémosle Roberto. Aquel excelente pedagogo se ganaba a pulso cada uno de sus estudiantes. A los que nos gustaba leer nos engatusaba con citas clásicas y anécdotas ficticias de sus imaginarios encuentros con los grandes de las letras cubanas. Para los que un libro no era más que un montón de hojas con letras, buscaba otro camino. Al final se los metía en el bolsillo usando chascarrillos, siempre literarios, y comparaciones traídas por el pelo en las que podía rescatar a Ulises de la Odisea y situarlo en el peor de los solares de la isla metafórica, eso sí, tambor en mano. Roberto te enseñaba literatura quisieras o no. La novela, el cuento, el verso te entraba en el cerebro para quedarse de por vida. Era un gran maestro, sólo tenía un defecto: era gay. Un maricón amanerado, el culto leguleyo afeminado, un ser que nadie aceptaría en su familia. De Roberto creíamos saberlo todo, se había casado con una profesora de Astronomía que, fortuitamente, estaba haciendo su doctorado en Praga y nunca apareció, su amor eran los libros y la pedagogía, había estudiado en la capital… pero nadie supo cómo realmente era su vida. Nunca conocimos quienes habían sido sus padres, por qué de pronto aquel ser refinado apareció en un vulgar pueblo de provincias, qué había detrás de esa sonrisa y aquellas palabras-fachada. Con dosis iguales de zalamería y discreción Roberto sobrevivía al escándalo, evadía la pregunta incómoda y pedía permiso para seguir respirando.

Un día me fui de aquel pueblo, yo no quería pedir permiso para nada. Pero allí se quedó Roberto, ingeniándoselas cada día para seguir educando a quienes lo desprecian por el simple hecho de no ser frecuente, de ser diferente. 
Os quiero,
Ed.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

y aun preguntan por qué hay que estar orgulloso. Bravo Ed.

Anónimo dijo...

Un texto sensible bro, no lo dices pero está dedicado a todos esos Robertos que hemos ido conociendo en nuestros pueblos.
Heriberto.

Anónimo dijo...

Bravo Ed!

Anónimo dijo...

Zweig no lo hubiese escrito mejor.

Anónimo dijo...

A estas alturas parece que no hay que luchar por nada, pero siguen muchos Robertos en muchos pueblos, de muchos países.

Anónimo dijo...

Pon un Roberto en tu mesa para el Orgullo Gay y luego llévalo a cuarto oscuro jaja

Anónimo dijo...

Roberto es como la niña de Rajoy o existió Ed? jaja. Bromas aparte, me ha encantado esta entrada.
Sh

Anónimo dijo...

Queda mucho por normalizar, no estoy muy seguro de poder verlo.

Anónimo dijo...

mu be!

Anónimo dijo...

doctor ha estado muy certero hoy con su Viernes

Anónimo dijo...

no me lo puedo creer, nadie te ha puesto verde :-)

Anónimo dijo...

una vez escribiste que ser gay era normal aunque no frecuente. Lo llevo de bandera, gracias. Esta entrada es poesía. Vuelve el científico poeta y se agradece.

The Liquid Shadow of the Bamboo dijo...

My friend your "viernes" touched me deep inside. You are great mate! Thanks from the bottom of my heart. Ian

Swatchka dijo...

Curioso hoy te estaba describiendo a mi única compañera de carrera de París: es una pérdida para las letras, malgasta su tiempo en salvar vidas. Veo que sigue siendo verdad. ;))

Anónimo dijo...

Esta semana tuve que hacer un ensayo de Literatura y cuantos no fueron los recuerdos y las memorias de nuestro excelente profesor de Literatura que vinieron a mi mente. Mi santa abuela, Dios la tenga en la gloria, me enseño que el valor y la fortaleza de las personas no estaba ni en su color, ni en su afinidad sexual, mi en el capital que poseyera, ni a la clase social, ni a su fisico ni a a su estatura, estaba en su conocimiento, y que nunca despreciara a ningún ser humano, porque todos somos hijos de Dios. Bendiciones para todos los seres humanos. Saludos.......Janexsy

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tan bello relato.

Anónimo dijo...

Este viernes me gusto!!!!

Anónimo dijo...

Nuestro grupo nunca olvidara al profe de literatura del pre como no olvidamos ese hermoso tiempo.
Midalys

Anónimo dijo...

No vas decir nada de que estás en el top 10 de España?

Anónimo dijo...

Enhorabuena Ed!

Anónimo dijo...

Bravo Ed! Has dado la cara y duro!

Anónimo dijo...

Escribe otro Viernes....vamos Ed!!!

Anónimo dijo...

Enhorabuena campeón.

Eduardo López-Collazo dijo...

Gracias amig@s, os prometo otra entrada sobre el ranking... :-)

Iñaki dijo...

Querido Ed!!
Por motivos varios llevo dos "viernes" que no dejaba un comentario. No quiere decir esto que no te hubiese leído, para nada ya sabes que me encanta tu blog.
Pero este post me ha llegado.

Me encanta como describes esos momentos de tu infancia y/o adolescencia, a veces pienso que no sé si son reales o son fruto de tu mente maravillosa y son pequeñas mentiras que nos cuentas para explicarnos cosas sobre ti, tu vida y como te desarrollaste como persona y como profesional.
Sea de una manera o de otra me ha encantado. Ser diferente no es ser anormal, todos somos diferentes los unos de los otros.
Supongo que muchos hemos luchado por ser como Roberto...intentar hacer lo que nos gusta y ser como nos gusta luchando contra otros muchos que ven en esa forma de ser un peligro.
Hoy en día ya no hace falta "pedir permiso" para nada al menos en algunas zonas del mundo y todo es gracias a gente que como tú lucha por las cosas que quiere sin tener miedo de proclamarse "diferente".
Una gran entrada este "viernes" Ed .
Un abrazote enorme y por supuesto enhorabuena por ese 9º puesto en el ranking.
Me ha impresionado pero no me ha sorprendido para nada que estés en el. De hecho hace mucho que deberías haber aparecido.
Eres un auténtico TOP TEN.
Un abrazote nene.

Nacho